jueves, 21 de marzo de 2013

El Proyecto Kara: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?


¿Cuál es la línea que separa lo real de lo artificial?

Dos años han pasado desde el lanzamiento de Heavy Rain y parece que en Quantic Dreams no han perdido el tiempo en mostrar lo que tienen en manos.

Desde la revolución provocada con el sistema gráfico y la historia detrás del asesino del origami, nuestros amigos franceses tienen un nuevo motor gráfico que exprime al máximo la potencia del PS3, sin embargo sus intenciones van un paso más allá. Su nombre es Kara.

Hoy les comparto este espectacular corto que no solo despierta el interés sobre un sistema que pretende revolucionar la industria gamer, sino que a su vez abre nuevamente la polémica que iniciará en Philip K. Dick y más tarde trasladaría Blane Runner a la gran pantalla. ¿Cuál es la línea que separa lo real de lo artificial?


Do androids dream of electric sheep?

2 comentarios:

Qué vara mas frikeante... Al chile da vara pensar que eso puede llegar a pasar, y tener seres vivos que no están vivos, o no vivos que sí están vivos, o... ¡ah!

Es impactante, y hace pensar en uno de los cuentos de Asimov.



Sabemos muchos de los problemas sociales que han golpeado a la humanidad, bueno, con los que la humanidad se ha golpeado a si misma. Así que se vuelve interesante pensar en que si algún día se involucran en el escenario social individuos no orgánicos, estos problemas señalados anteriormente se repetirán o se formarán nuevos.



Cuando existan robots concientes, con una inteligencia lo suficientemente avanzada como para ser influenciados positiva o negativamente, ¿qué hará la humanidad? Es de pensar un robot que logré ser lo suficientemente inteligente como un perro para que ya fuera capaz de una primitiva de sentimiento, al por ejemplo adquirir una retroalimentación que le indiqué peligro hacia algo o alguien, lo cual podría generar en algún momento en miedo, y si esa retroalimentación se orientará a algo positivo, podría llegar a ser alegría.

Publicar un comentario

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.