viernes, 26 de julio de 2013

[Especial] Kickstarter: ¿una nueva oportunidad para juegos originales?

Según el The Best of 2012, de los 2.796 juegos que se unieron a Kickstarter, 911 consiguieron la financiación que necesitaban. Los videojuegos son la categoría que más recauda dinero en Kickstarter, por lo que parece que los usuarios gamers están dispuestos a apoyar monetariamente de forma más directa a las empresas con tal que sus necesidades sean satisfechas. 

Una prueba de esto es la recaudación de dinero que logró Double Fine con su juego "Broken Age", esta es una aventura gráfica o "Point&Click" que generó grandes ansías entre los jugadores de esta tipología de juego, ya que por desgracia el género decayó y todavía tiene un gran vació por llenar en el mercado gamer. Estos gamers llenos de ilusiones de antaño lograron recaudar más de 3 millones de dólares para este juego cuando solo se pidieron 400 mil dólares.
Broken Age
El ámbito de aventuras gráficas es el que suele ser apoyado de forma más apasionada, ya que detrás de la mayoría de estos proyectos se encuentran creadores de antiguos éxitos como Maniac Mansion, Grim Fandango, Gabriel Knight, Space Quest, etc. De hecho, la cabeza de Double Fine fue guionista en Lucas Arts y creó juegos como Grim Fandango, tal vez debido a su popularidad entre los jugadores fue como consiguió el éxito de esta productora independiente, ya que otro de sus proyectos llamado "Massive Chalice" recaudó más de 1 millón de dólares cuando se pidió 750 mil dólares.
Massive Chalice

Sin duda muchos de estos proyectos ofrecen premios muy tentativos entre más dinero se done, un ejemplo era el tener un personaje igual a ti que fuera parte de la versión nueva de Lesuire Suit Larry y no solo eso, si no que también podías ir a cenar con su creador Al Lowe por la módica suma de 10 mil dólares. Es más, la Ouya nació por medio de Kickstarter, al ser financiada mediante un crowfunding masivo inspirado en la posibilidad de una consola capaz de desarrollar abiertamente contenido gracias a Android, llegando a recaudar $8.5 millones de dólares en menos de 30 días, convirtiéndose en el segundo proyecto con más ingresos en su historia hasta la fecha y uno de las consolas portátiles con mayor cantidad de reservas realizadas (más de 75 mil) desde su anuncio.
La Ouya, el proyecto más famoso de Kickstarter

Muchos de los proyectos de Kickstarter son lanzados para PC con el fin de ser distribuidos por medio de Steam, ya que esta es la forma más directa y barata de otorgarle al usuario la copia del juego por el que donó, así que la mayoría de las personas suelen donar los montos mínimos para obtener esta copia, ya que todavía no tienen la confianza necesaria en el sistema como para donar para obtener una recompensa física del proyecto. Sin embargo la confianza en Kickstarter ha ido creciendo en comparación con IndieGoGo, ya que si el proyecto no recauda el mínimo pedido y se cancela, no te cobrarán el monto que donaste, a diferencia de IndieGoGo

Así, Kickstater se ha convertido en la catapulta de juegos originales, independientes y más enfocados hacia un nicho específico de mercado, el cual puede generar un inmenso apoyo al sentirse identificado y parte esencial del proyecto, creando un sentimiento de cercanía y familiaridad con la desarrolladora. Sin embargo, es necesario analizar la otra cara de la moneda sobre este tema. 

El lado oscuro de Kickstarter 

Cuando Tim Schafer anunció que iba a desarrollar una aventura gráfica clásica, y que la iba a financiar por Kickstarter para no sufrir las presiones de las editoras, todos aplaudimos de pie. El apoyo fue descomunal, en lugar de los 400.000 dólares solicitados para realizar Broken Age, se alcanzaron unos impresionantes 3.336.371 dólares, es decir, más de ocho veces la cantidad necesaria. El proyecto se hizo de repente más ambicioso… quizá demasiado. 

Hace pocas semanas Shafer compareció haciendo una nueva propuesta. Se aplaza el lanzamiento un año, se divide en dos entregas: una para quienes lo quieran ya, y otra modalidad para quienes deseen esperar el juego completo. La razón principal: El dinero no alcanza. Tranquilos, tomen su tiempo para analizar los datos. No fueron los únicos(as) a quienes casi les da un shock nervioso. Va de nuevo. Tim Schafer solicitó 400 mil dolares. Recaudo 3 millones de dolares. 8 veces la cantidad necesaria. Y luego dijo que no le "alcanzaba" por lo que tendría que volver a solicitar dinero para completar el juego. Sí. Lo sé. Yo también pensé lo mismo: "Shafer... are you out of your freaking mind?!

Broken Age

Los fans que aportaron su dinero estaban furiosos. ¿Quién no lo estaría?. Muchos han visto el movimiento de Shafer como una burla a quienes creyeron en el proyecto, abusando de la confianza de quienes pagaron, y encontrando en el juego una rentabilidad para seguir sacando dinero. Aunque dando el beneficio de la duda, podríamos decir que simplemente no supieron manejar el presupuesto que había destinado para el juego. Esta situación a empezado a cuestionar la fiabilidad de Kickstarter, que empezó como un apoyo para proyectos que necesitaban el último impulso económico para salir adelante, y se ha convertido poco a poco en una plataforma donde algunos presentan un par de bocetos, la gente cree en ellos, y termina siendo una tomadura de pelo. 

Después de esto, muchos son los usuarios que han llegado a pensar que Kickstarter puede generar un movimiento de manutención por parte de otras desarrolladoras más conocidas o poderosas. ¿Puede Kickstarter frenar el riesgo de lanzar un proyecto nuevo y generar el que la productora pruebe a sus usuarios por medio de donaciones en el ámbito de oferta y demanda? 

El futuro de Kickstarter

Spicy Horse, la desarrolladora de American McGees, ha lanzado dos proyectos en Kickstarter llamados "Alice: Otherlands" (la tercera entrega de Alice) y "OZombie" (una nueva versión del cuento de Oz). Esto generó desconfianza de parte de ciertos usuarios, ya que creen que SpicyHorse es una desarrolladora con grandes ganancias generadas por Alice, sin embargo McGees ha declarado que las desarrolladoras no son la mina de oro como la mayoría de las personas piensan y que el riesgo que genera una inversión más original (por no decir que no es un juego destinado para las masas) puede hacer que esta desarrolladora se vaya a la quiebra. 
Alice: Otherlands

OZombie

En Costa Rica también se utilizó KickStarter para la creación de un videojuego, un ejemplo de esto fue Pota-Toss.
Pota-Toss fue pensado por José Cayaso (Animador 3D) y Phillipe Casorla (Programador), el proyecto recaudó el doble de lo que se requería y además tuvo un éxito de 100,000 descargas en 4 meses y alcanzó el top 5 de descargas en 10 países. 

Sin duda Kickstarter puede proveer una nueva manera para descubrir y apoyar juegos que sin la ayuda del futuro usuario jamás podrían ver la luz, sin embargo también hay que recordar que una vez alcanzado el objetivo de recaudación, las reglas pueden cambiar y no siempre los usuarios van a recibir lo que esperaban. Kickstarter se trata de confianza, de apoyo y sobre todo de buena fé, pero recordemos que no todo puede ser tan grandioso como parece y no todas las promesas pueden ser cumplidas. 

1 comentarios:

Kickstarter tiene mucho potencial, pero esta perdiendo el norte. El caso de Broken Age es quizás uno de los más lamentables y una verdadera tomadura de pelo. Hay demasiadas esperanzas depositadas en el juego, la gente apoyo y ahora Tim Schafer simplemente nos quiso ver la cara. Y parece no ser el único algo que ya se esta viendo reflejado en los números actuales de apoyos a proyectos como OZombie que fue recientemente cancelado por no cumplir con las expectativas. El problema es que esto afecta a los que si pretenden sacar adelante a proyectos sinceros.

Publicar un comentario

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.